Clientes de correo electrónico

  • Clientes de escritorio: son aplicaciones que instalamos en nuestro ordenador y funcionan sobre el sistema operativo. Por ejemplo, Microsoft Outlook o Mozilla Thunderbird.
  • Clientes web (webmail): en este caso, accedemos a la cuenta mediante un navegador web, debiendo identificarnos con nuestras credenciales. No necesitamos instalar nada. Por ejemplo, Hotmail (hotmail.com).
  • Cliente móvil: aplicaciones que podemos instalar en nuestro teléfono móvil Android, IOS (Apple) u otras tecnologías para gestionar nuestro correo electrónico.